Pilates durante el embarazo

Pilates durante el embarazo

l.pilates-embarazadas_1360581397¿Puedo practicar pilates si estoy embarazada?

Esta es una pregunta muy frecuente con la que nos encontramos en el estudio. La respuesta más habitual suele ser SI. Pero la última palabra debe tenerla siempre tu ginecológo, que es el que conoce tu estado general. Con el visto bueno de tu médico la práctica de Pilates durante tu embarazo resultará altamente beneficiosa para esta etapa, así como para el parto y el postparto.
Si has practicado Pilates con anterioridad, los ejercicios se irán modificando a medida que se produzcan cambios en tu cuerpo. Y si te inicias en el método a la vez que con el embarazo, la práctica se hará de forma progresiva y adaptada a tus necesidades.
¿Por qué puede ayudarte Pilates en el embarazo?
En primer lugar debes tener en cuenta los grandes cambios que va a experimentar tu cuerpo durante estos meses, especialmente la pelvis, el abdomen y los senos. Es habitual el dolor articular (en la sínfisis púbica y articulaciones sacroiliacas) debido a un aumento de la flexibilidad articular. Esto se produce por el aumento de la producción hormonal, en este caso la progesterona y la HCG. El aumento progresivo del peso del bebé va a producir alteraciones posturales, como un aumento de la losdosis lumbar y una anteversión de la pelvis, por lo que el centro de gravedad se adelantará. Esta es una de las causas de los diversos acortamientos musculares como el psoas, los erectores lumbares o los isquiotibiales. Por otro lado, músculos como el gluteo mayor o el recto abdominal estarán debilitados.
El dolor lumbar será una de las alteraciones más frecuentes. La debilidad o acortamiento de los músculos posturales es una de las causas de este problema. Durante el embarazo se le añaden además cambios en la estática de la pelvis y la columna, por lo que será aún más común. Con la práctica de Pilates conseguiremos mantener la múculatura en buen estado para minimizar lo más posible este riesgo.
Otro de los habituales dolores puede ser el cervical, debido a un aumento del tamaño de los pechos. Este tipo de dolor puede incluso aumentar después del parto, ya que durante la lactancia las posturas mantenidas o forzadas sosteniendo al bebé son muy frecuentes.
Los ejercicios de Pilates te ayudarán a mantener tu cuerpo ágil, tonificado, flexible y ayudarán a mejorar tu conciencia corporal para poder controlar mejor todos estos cambios. Otro aspecto que se trabaja durante las clases de Pilates es la musculatura del suelo pélvico. Esto es muy importante, sobretodo porque esta zona se verá altamente afectada después del parto. La conciencia sobre estos músculos y su fortalecimiento te ayudarán a recuperarte mucho mejor y evitar complicaciones.
Durante el embarazo cambia el patrón respiratorio de abdominal a torácico alto; el aumento de volumen abdominal y el utero elevan el diafragma. El control de la respiración también se vuelve clave durante esta etapa. Todos los ejercicios de Pilates tienen en cuenta este aspecto, lo que te procurará una mejor eficiencia respiratoria en todas tus actividades.
En Estudio Pilates Palma podrás practicar clases de Pilates para embarazadas. Son clases particulares en estudio, es decir, con las máquinas que diseñó Joseph Pilates. Estas clases están pensadas para un trabajo individual que respeta los tiempos de cada mujer y se adapta a sus cambios tanto físicos como emocionales. Podrás practicar Pilates para embarazadas prácticamente hasta el final de tu embarazo para que continues sintiendote ágil y tengas una buena movilidad general.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *